fbpx
+57 310 221 5895 acarrillo@ganaroganar.com

Si te das cuenta estás en la oportunidad del cambio, no dejes las cosas al azar o pretendiendo que no suceden, evita seguir corriendo y postergando.

Últimamente han sucedido muchas cosas, te invito a que las analices, realices tu propia interpretación a todo lo acontecido y que veas estos cambios como nuevas oportunidades de analizar.

¿Qué tal si le das una nueva interpretación a las situaciones o herramientas cotidianas? por ejemplo, ve más allá de las recomendaciones de proteger tus ojos usando lentes, interprétalo con otro significado para ti y para el mundo,  te propongo este significado; con ellos puedes estar viendo otra realidad, una nueva perspectiva de situaciones cotidianas de tu vida y de cómo estás viendo la vida de los demás, incluso  quizás ver cómo estás percibiendo a las demás personas, ¿quizá los estás viendo por encima del hombro y no percibes su grandeza por ser único? O quizá a pesar de usar gafas estás dejando pasar esos detalles que hacen de tu vida un tesoro como un lindo amanecer o el cariño de tus seres queridos y amigos.

 

VAYAMOS UN POQUITO MÁS ALLÁ

En este momento de la historia es indispensable el uso del tapabocas, claro que sí, entonces vayamos un poquito más allá.

El tapabocas nos invita a reflexionar sobre las palabras que salen de nuestra boca, a reflexionar sobre la cantidad de personas que pudimos haber herido con nuestras palabras, utilicemos esta oportunidad para escribirles y pedirles perdón.

También aprovecha este momento y has un recuento de lo que usualmente te dices a ti mismo ¿son insultos o halagos? ¿Qué te has dicho a ti mismo?

Perdónate por esos momentos en que tú mismo eres tu peor juez, con ellos date permiso de sanar, sobre todo sanar y que a pesar de que tenemos un tapaboca a partir de ahora te permitas experimentar una sonrisa, como decía Charlie Chaplin:  “ Un día sin sonreír, es un día perdido”.

“ Un día sin sonreír, es un día perdido”.

Charlie Chaplin

¿Y qué me dices del uso de los guantes? según mi forma de interpretación, los guantes pueden evidenciar nuestra falta de sensibilidad, vivimos en el afán del día a día, pero sintiendo muy poco, incluso formando muros a nuestro alrededor que nos eviten el sufrimiento, pero con ellos también la capacidad de reír y disfrutar, cohibiéndonos de sentir un abrazo nuestro o de percibir el aire al rozar nuestro rostro. En los casos más extremos alejándonos de una buena conversación, de un buen amigo.

La vida no se ve, se siente y yo he decidido que cada día se rija por esa frase, incluso la llevo tatuada en mi piel, así que quitémonos esos guantes y empecemos a sentir la vida, que la acción de desinfectar nuestras manos con alcohol se aplique también para purificar nuestro entorno, de elegir nuestro bienestar y alejar a esa gente tóxica que nada nos aporta y de esa forma crear la oportunidad para que lleguen  nuevas personas que nos aporten y que nos lleve a volar alto. Porque no se trata de tocar sino de conectar con el corazón y con tu personalidad.

Lee también: CAMBIA TUS PREGUNTAS

Alberto Carrillo

¿Quédate en casa o quédate contigo mismo? 

 

Otro caso curioso es el de limpiar la suela de los zapatos, yo lo asocio con dejar, como dice el dicho: el pasado, pisado. No lamentarse por lo que pasó, enfocarnos en disfrutar lo que está pasando en este justo instante. ¿Qué tal si, él quédate en casa quiere decir: quédate contigo mismo?

De esa forma en la tranquilidad de tu espacio, escuches esos pensamientos más profundos, te escuches a ti mismo, te hables a ti mismo, que te permita reencontrarte con tus anhelos y sueños, para que alimentes ese amor propio, empieces a elogiarte y decirte lo valioso que eres por qué no hay nadie como tú, que puede lograr todo en lo que te comprometes.

Espero que con este pequeño fragmento logremos ver más allá de toda la indumentaria que tenemos que usar para cuidarnos, te invito a que juntos, le demos un giro de 180° para ir más allá y poder crear nuestra nueva realidad.

 

Comenta, compártelo y sobre todo crece

@ganar_o_ganar

Alberto Carrillo

Psicólogo y coach motivacional

Con mucha pasión y poniéndole corazón