fbpx
+57 310 221 5895 acarrillo@ganaroganar.com

 En estos momentos de cuarentena, aislamiento forzoso, de incertidumbre y de cambios bruscos en nuestra vida, pues en un abrir y cerrar de ojos todo lo que conocíamos cambio drásticamente, muchos de los planes a futuro de viajes y de emprendimientos se quedaron en el limbo, detenidos y sin la certeza de cuánto tiempo va a durar esta situación, en este momento de incertidumbre, o como yo le digo: momento de TRANSICIÓN, ya que es  un cambio que no elegimos y nos abruma, nos desorienta; muchos de  mis pacientes me preguntan

¿Qué hago yo con esto, si yo no lo he pedido? ¿Cómo lo manejo?

Mi respuesta siempre es: debemos activar nuestra capacidad de adaptabilidad, ya que el ser humano por naturaleza es un ser adaptable que puede vivir en cualquier condición y lugar que la vida le ofrece, ejemplos hay muchos: vivir bajo las extremas condiciones del polo Norte, sobrevivir el calor más intenso en medio del desierto.

Y seguramente nos preguntamos ¿cómo podríamos adaptarnos? ¿Cómo nos vamos a afrontar estos cambios? Y claro ¿cómo adaptarse más rápido? Bien, lo primero que requerimos asimilar es que la vida es y está en constante cambio, y lo más idóneo que podemos hacer es ACEPTARLO, porque RESISTIRNOS: es como nadar contra la corriente. Usualmente sufrimos con la situación, hasta que dejamos de oponernos y de dar la pelea y finalmente nos controla; y es justo en ese instante, cuando surgen en nuestra mente preguntas como:

¿Por qué esta cuarentena? ¿Porque me pasó esto a mí, si estaba en mi mejor momento? ¿Qué pasara con mis planes con todo esto? ¿Por qué? ¿Por qué? y ¿Por qué?…

¡BASTA!, Ya es hora de parar con esos pensamientos y preguntas que nos llevan a divagar entre mil posibles respuestas; para y respira, observa a tu alrededor y acéptalo, no te confundas: aceptar no es conformarse, al contrario es ver tu realidad tan cual es, ya que lo más probable es que la vida no vuelva a ser como antes, ya nada volverá a ser “normal”, de una u otra forma todos nos hemos acoplado a nuevas maneras de vivir y te aseguro que cuando lo ACEPTES,  podrás observas delante de ti las infinitas posibilidades que tienes para vivir y te decidirás portar el sombrero de capitán, tomaras el timón y le darás un nuevo rumbo o norte a tu barco.

La clave está en aceptarlo y cambiar las preguntas, porque sí cambias tus preguntas cambiarán tus resultados; existen miles de posibles preguntas: ¿PARA QUÉ? ¿Para qué me pasó este accidente? ¿Qué tengo que aprender de esta crisis?, Y muchas más, incluso con todos los eventos de tu vida ¿Para qué me pasó esto con esta persona o pareja? ¿Cómo quiero vivir esta situación? ¿En quién me puedo transformar con este evento? ¿Será que yo controlo el evento o el evento me controla a mí?. Al ser consciente de las preguntas que te realizas y realizarte las adecuadas CAMBIA tu forma de percepción y la forma de asumir tu realidad y de los eventos acontecen en tu vida,  no olvides que siempre tendrás la opción de elegir y te encontraras con más de una posibilidad,  es tu decisión elegir lo bueno y lo que funciona  para tu vida, puedes empezar con esta pregunta:

¿Qué es lo maravilloso y ganador que puedo aprender de esto?

    Y te darás cuenta que todos somos más grandes que nuestros eventos o circunstancias y que todo absolutamente todo es posible pues no hay un solo camino, no hay una sola forma, y no importa los eventos qué has tenido y las circunstancias que hayas atravesado, siempre puedes cambiar.

            Podemos cambiar y siempre podemos crear nuevos caminos, nuevas formas, nuevos rumbos, te lo dice una persona que ha desafiado a la vida y siempre ha encontrado nuevas posibilidades y aquí quiero hacer referencia a una anécdota personal, en un momento de mi vida me encontré en una situación desalentadora, ya cansado de enviar hojas de vida ya que al enterarse de mi discapacidad no me llamaban ni me contrataban, al día de hoy todavía ninguna empresa se arriesga a contratarme, decidí aceptar mi realidad y  me convertí en emprendedor y Psicólogo. Es por eso que insisto al decir que todos tenemos la capacidad de crear.

Es justamente en medio de las situaciones más retadoras cuando de algo malo sacamos algo bueno para crear, así que usa esa imaginación para crear, para construir, y sobre todo para hacer que cada día de la vida valga la pena, rétate y incentívate a ti mismo, piensa en que puedes con todo y mira hacia delante, existen un mundo de posibilidades para empezar a crear nuevas oportunidades cuando entiendes que la vida no siempre te dará lo que tú pidas pero si lo que requieres, porque es ahí durante la reinvención donde se forman y se construyen los sueños, donde se forman los mejores capitanes, te puede costar, pero recuerda que TODO CAMBIO ES DURO AL PRINCIPIO, ES DESORDENADO EN EL MEDIO Y PRECISO AL FINAL Y entre más rápido te adaptes estos cambios, los aceptes y reformules tus preguntas los sueños dejaran de ser sueños para convertirse en tu realidad.

Alberto Carrillo

Psicólogo y coach motivacional

Con mucha pasión y poniéndole corazón