fbpx
+57 310 221 5895 acarrillo@ganaroganar.com

“Aunque nada cambie si yo cambio, todo cambia”

Comienzo este artículo compartiendo la frase que dice “si queremos cambiar el mundo, tenemos que empezar por nosotros mismos” reflexiono, y a la mente me llega la frase de Steven Jobs “cada día me miro en el espejo y me pregunto ¿Si hoy fuera el último día de mi vida desearía hacer lo que fuese a hacer hoy? Y si la respuesta es no, seguramente es porque debo revisar que está pasando con mi diario vivir.  Sí, a veces queremos que todo sea diferente, despertar y tener una maleta llena de dinero, un trabajo ideal, con unos jefes maravillosos, o simplemente una pareja que nos llene de amor, que ocurra todo como por arte de magia.

No nos hemos dado cuenta y no somos conscientes, que eso que aún no tenemos o lo que NO ha pasado en nuestra vida, es simplemente el resultado de la falta de autoconfianza

Aunque no somos nuestro resultado (Somos las posibilidades infinitas), este sí nos dice quienes estamos siendo (En este instante), y entonces ¿qué ocurre?, tal vez están interfiriendo aquellas Creencias limitantes que nos decimos a nosotros mismos constantemente, como por ejemplo:

“No estoy listo para ese trabajo”

“No soy lo suficiente para esta persona”

“No me merezco esto”

 

No es un secreto que nuestra inseguridad influye mucho en nuestros fracasos o nuestros resultados, nuestra falta de confianza nos lleva a la “resignación”, por lo cual nos quedemos quietos simplemente en nuestra zona de confort.

Cuando estoy atravesando sentimientos de inseguridad, me sucede con frecuencia, yo me hago esta pregunta;

¿Qué es lo peor que me podría pasar?, te invito a realizar el ejercicio.

Tal vez que no me hubieran dado ese trabajo, o quizá la persona que me gusta diga que no, pero ¿por qué pasa eso? ¿De dónde proviene esa falta de confianza?

Piensa, cuando éramos niños no nos hacíamos esas preguntas, nos creíamos ser dueños del mundo y de nuestros propios sueños, pues no teníamos miedo a ser astronautas e ir a la luna o ser lo que quisiéramos ser, sin importar prejuicios, o limitaciones.

Entonces ¿Cuáles son esos motivos que nos llevaron a generar esa falta de confianza?

Investigando un poco me doy cuenta que la mayoría del tiempo estamos pensando y entre el 80 y el 70% estamos pensando negativamente y de manera inconsciente  nuestro cerebro va almacenando esas limitantes que nos repetimos diariamente, y así, nos volvemos pesimistas y por ende también empezamos a atraerlo, ejemplo, cuando hablamos de manera negativa o con un NO, créeme la respuesta será un NO.

Y es justo en ese punto donde aparece el MIEDO, tenemos miedo al rechazo, el MIEDO a que nos digan NO, MIEDO a que nos den la espalda, a quedarnos solos, y así, tenemos infinidad de miedos, algunos que ya conoces, algunos que puedes controlar, pero también otros que ni siquiera imaginas; algo importante a resaltar es que al traspasar ese miedo, no quiere decir que se haya ido o que lo hayas desaparecido, simplemente es que tú fuiste y tuviste la confianza para ser más que tu miedo y allí habrá un cambio significativo en tu vida.

Puedes experimentar miedo ante alguna situación, pero anímate y da el primer paso, y date cuenta que pase lo que pase, del piso NO vas a pasar. No se trata de enfrentar el miedo ni de dejarlo atrás, Según Tony Robbins es más un acto de escuchar tu miedo y caminar con él.

Pero ¿Cuándo se está preparado para caminar con el miedo?,

Realmente no sé, creo que nunca estaremos lo suficientemente preparados para eso, no estamos preparados para sentir que nos rompen el corazón, ni para una estafa o un robo, ni para un accidente.

Piensa, es precisamente allí, en el caos y desconcierto donde cuentan más las acciones que tomamos en esos momentos que la capacidad de estar preparados; nuestras acciones son las que determinarán nuestros resultados, o como dice una gran amiga y colega Magda Mateus no importa las veces que te caigas, sino lo rápido que te levantas”.

Y actúa, siempre actúa, que la idea no se quede en tu mente sino llévala a la acción, ten presente que la vida no es una carrera para llegar primero a la meta, al contrario, se trata de disfrutarse y sentir el camino; durante el trayecto: amate, valórate, acéptate porque así eres tú y eres perfecto, un ser único e irrepetible, crea el equilibrio en tu interior y de allí brotara la autoconfianza, cuida siempre de ti y de tu imagen corporal, te vas a sentir seguro contigo mismo, te vas a sentir bien con lo que tú ves en el espejo.

Cada mañana mírate al espejo y dite a ti mismo tres cosas positivas, tres cosas que te aumenten la motivación y la grandeza, para ir poco a poco cambiando tu mente y tu actitud, visualiza lo que ya eres, sonríe y muéstrale al mundo tú grandeza, pues “si cambia tu mundo interior cambiará tu mundo exterior”. Y no importa, pase lo que pase siempre actúa, da esa milla extra, ese 1% de más y notaras el valor que eres para el mundo pues “aunque nada cambie si yo cambio, todo cambia”.

Alberto Carrillo

Psicólogo y Coach

Sígueme y compártelo.