fbpx
+57 310 221 5895 acarrillo@ganaroganar.com

¿Como fue mi RENACER?

He escrito varios artículos de reflexión donde he expuesto mis ideas o puntos de vista, pero en esta oportunidad he decidido abrir mi corazón y hablar un poco de mí, sobre algo que ha marcado sin duda alguna, un antes y un después en mi vida, algunos le dicen tragedia otros los llaman accidente, yo lo llamo: RENACER.

Hoy se cumplen 14 años de un accidente que me dejó completamente ciego y me cambió la vida por completo.

Este capítulo de mi vida lo llamó oscuridad, y si se preguntan, ¿Sí fue estresante? Por supuesto que lo fue, ¿pensé en quitarme la vida? En más de una ocasión, ¿fue un reto? El mayor que he tenido, todavía lo sigue siendo y lo será; aun así, es una parte de mi vida, que no puedo cambiar, ya no podré devolver el tiempo para evitarlo, ahora hace parte de mí. Sin embargo, no lo es todo, no es lo que me representa, pero lo que sí me representa es lo que hice con este evento, por qué tal vez era más fácil echarme a llorar por lo sucedido y esperar que el tiempo pasara o que el mundo girará.

Pero, tenía claro algo, no quería verme como una víctima y que las personas tuvieran lastima de mí, no quería escuchar un “pobrecito Alberto”, no quería echarme morir y esperar a que el mundo pasara, pues hay algo que marcó la diferencia: yo creía en mí y todo es posible cuando tú empiezas a creer en ti.

A partir de allí, cuando empecé a creer en mí, empecé a cumplir mis sueños, y te preguntaras: ¿fue fácil? créeme no lo es, aunque yo lo haga ver fácil, sinceramente y con todo el corazón te digo, que acostarse todos los días viendo negro, es muy complejo y he tenido muchos días complicados que me han llevado al límite, muchos retos, llantos, días en que he querido tirar la toalla, y es justo en esos momentos de profunda oscuridad, donde me cuestiono…

¿Quién soy yo?

Hoy admiro lo que soy y lo valiente que he sido, y no me permito retroceder, al contrario me exijo para dar ese paso, esa milla extra, y superar las dificultades, haciendo que cada día de mi vida valga la pena, y ¿cómo lo hago?, haciendo de esos días ordinarios en extraordinarios, Porque eso es lo que hace interesante la vida, alcanzar las metas, disfrutando el camino, recopilando conocimiento y experiencias, para al final del día compartirlas con mi familia y mis amigos, porque en este recorrido ellos son los que me dan la motivación, la fuerza y fe para continuar con si siguiente paso, para ver la vida con otra perspectiva y llenarla de colores.

Hoy puedo agradecer esto que me sucedió y decirle al universo GRACIAS porque finalmente puedo ver con el corazón y puedo percibir este acontecimiento como algo ganador en mi vida.

Definitivamente el aprendizaje más grande de todo esto, lo llevo tatuado en mi espalda “LA VIDA NO SE VE SE SIENTE”, aunque mi visión no funcione, Yo Alberto Carrillo siempre voy a tener algo para dar.